En América Latina y el Caribe, la mitad de los jóvenes de 13 a 25 años no están conectados, razón por la que las inversiones en conectividad y la adopción de las tecnologías se imponen como premisas obligatorias y urgentes en los países de la región.

Un tercio de los niños y niñas de 5 a 12 años y un cuarto de los adultos mayores de 65 años siguen la misma suerte, por lo que se necesita poner en marcha acciones que permitan ampliar las posibilidades de acceso de estos segmentos de la población.

El escenario no es muy auspicioso: entre 2014 y 2023 América latina y el Caribe habrá experimentado un crecimiento de solo 0,8%, el menor registrado en las últimas siete décadas.

Los datos provienen de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) que agregó que en la región un cuarto de los hogares urbanos y dos tercios de los rurales aún deben ser conectados.

La situación motivó a la CEPAL y la Fundación Telefónica a firmar un convenio marco de colaboración para desarrollar e implementar programas, proyectos y actividades relacionadas con la promoción de la digitalización de manera conjunta. El objetivo es la conectividad inclusiva que permita encarar actividades de educación digital y de mejora de habilidades digitales orientadas a mejorar la empleabilidad de estos segmentos de la población en la región.

El acuerdo se selló en el marco de la Octava Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información de América Latina y el Caribe, organizada por el organismo internacional en conjunto con el Gobierno de Uruguay, realizada en la última semana.

Las acciones tendrán como objetivo generar impacto en cada una de las poblaciones con el objeto de cerrar brechas y abordar las desigualdades existentes. Hoy la conectividad y la tecnología se imponen como las herramientas fundamentales para avanzar en esa dirección.

Fuente: telesemana.com

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Noticias relacionadas