El auge del trabajo remoto e híbrido, los ambientes virtuales para los estudios y las reuniones, activaron aún más los negocios de empresas tecnológicas como Dell, que registró en 2021 ingresos globales de $101.2 mil millones, 17% más que en 2020.

Luis Goncalves, presidente de Dell Technologies para Latinoamérica, destaca que ese crecimiento ha sido aún más acelerado en la región donde muchas empresas agilizaron su transformación digital. Pequeñas y medianas empresas, e incluso emprendedores hicieron uso de la tecnología para actualizarse, seguir vigentes y poder llegar a sus clientes.

Destaca que Panamá juega un rol clave en ese ecosistema al tener un centro de servicios regional y de atención a clientes de muchos países. Donde además el negocio de los centros de datos y análisis de esta información tiene un gran potencial.

“Los servicios en la nube, la adopción del trabajo y la educación remota, la transformación digital de muchos negocios y la modernización de los centros de datos de las empresas, generó que la compañía tuviera un crecimiento a doble dígito”.

La economía digital marca el futuro de América Latina

Luis Goncalves, presidente de Dell en la región, destaca las oportunidades que tiene América Latina y en específico Panamá para nuevos negocios digitales.

Ahora, el uso del almacenamiento y las soluciones en la nube seguirán siendo cruciales. Se estima que tanto la infraestructura en la nube como otros servicios significan un mercado potencial de más de $650 mil millones en todo el mundo, y otros $630 mil millones adicionales los negocios de la red 5G.

Detalla que el año pasado Dell despachó mundialmente cerca de 60 millones de computadoras personales, lo que se tradujo en un crecimiento de 27% en ingresos en ese negocio impulsado por el trabajo híbrido.

Goncalves precisa que además se espera un gran dinamismo para la industria de las telecomunicaciones y los servicios tecnológicos a medida que se active la red 5G en América Latina que permitirá el desarrollo de nuevos negocios en todos los sectores. A la par de que la región enfrenta el reto de la brecha digital donde se estima que menos de 50% de la población tiene acceso a algún tipo de comunicación y 45% de los hogares que tienen acceso, no poseen internet de banda ancha de calidad.

Otro desafío es promover las carreras en nuevas tecnologías. “En todo el mundo se requieren 200 mil personas capacitadas en ciberseguridad”. Refiere que aunque vivimos la revolución 4.0 de la era digital, las máquinas no son una amenaza, son un complemento y una oportunidad para crear más fuentes de empleo especializadas, como por ejemplo las áreas en las que se mueve Dell, con centros de datos y nube, entre otros.

FuenteMartes Financiero

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Noticias relacionadas

Transformación Digital

CIBERSEGURIDAD EN TIEMPO REAL

Los beneficios de una ciberseguridad adaptativa se asocian a que es un proceso continuo y evoluciona en base a las amenazas; reduce el área de

Ver más »