EUROPA ANUNCIA EL “PASAPORTE DIGITAL DE PRODUCTOS”: QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONARÁ

La Comisión Europea planea introducir un pasaporte digital de productos a partir del año 2023 que contendrá información sobre la composición de los productos en el mercado europeo. El propósito es contribuir a la disminuir las emisiones que causan el cambio climático.

 

La Unión Europea aspira a que en el año 2050 a alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero, así como a prevenir y disminuir la generación de residuos en unos porcentajes ambiciosos, por lo que necesita limitar el consumo excesivo y el desperdicio generado en la actualidad. Con el ánimo de consolidar la sociedad del reciclado y contribuir a la lucha contra el cambio climático a través de la implantación de una economía circular, se pretende disociar la relación existente entre el crecimiento económico y la producción de residuos. Por ello, desde las instituciones europeas se introduce un claro orden de prioridad en las actuaciones en materia de residuos: prevención de residuos, preparación para la reutilización, reciclado de alta calidad.

 

Efectivamente, la futura legislación establecerá normas armonizadas de información para los consumidores en el punto de venta, incluyendo puntuaciones de reparación, vida útil estimada, piezas de repuesto, servicios de reparación y la disponibilidad de actualizaciones informáticas, así como la posibilidad de un etiquetado inteligente, con códigos QR. Todo apunta a una nueva Directiva europea que regule todas estas cuestiones, que incluya requisitos de durabilidad y reparación, un obligado diseño ecológico de los productos, y que regule de forma integradora y efectiva el derecho de los consumidores a la reparación.

 

Siguiendo esta política de sostenibilidad, la Comisión Europea planea introducir un pasaporte de producto digital a partir del año 2023 que contendrá información sobre la composición de los productos en el mercado europeo, con el fin de ayudar a aumentar sus posibilidades de ser reutilizados y reciclados. En Europa ya se han iniciado las pruebas de un sistema con códigos QR y verificación por “blockchain” para soportes físicos y online. Estos datos se estructuran en forma digital e incluyen toda la información sobre la trazabilidad del producto, desde el método de cultivo en los alimentos, o el proceso productivo, hasta la historia del productor, así como sus valores y compromisos.

 

Sobre estos antecedentes la Unión Europea pretende regular de forma armónica el pasaporte digital de los productos introducidos en el mercado europeo, conteniendo los datos necesarios para identificar la información más importante sobre la composición de cada producto, vida útil estimada de los mismos, existencia de piezas de repuesto, servicios de reparación y la disponibilidad de actualizaciones informáticas. De esta manera se garantiza que los usuarios de la cadena de suministro puedan reutilizarlo o tratarlo correctamente en las instalaciones de gestión de residuos, una vez terminada la vida útil del residuo.

 

El consumidor de hoy requerirá información clara, confiable y accesible sobre los productos que consume, sobre la “reparabilidad” de los mismos y sobre la mejor forma de reciclarlos. Ahora bien, los productores de productos y todos los profesionales implicados, van a tener grandes dificultades para crear, compartir y distribuir los datos necesarios de manera simple y económica. La iniciativa legislativa europea es coherente y responde a criterios de sostenibilidad y trasformación digital, pero verdaderamente representará un gran reto para las empresas.

 

En definitiva, el nuevo marco jurídico tendrá efectos positivos en materia de reutilización de productos y prevención en la generación de residuos, favorecerá la implantación de la economía circular y, por tanto, sostenibilidad ambiental de la economía. Pero este nuevo reto necesitará, en definitiva, la participación de todos los agentes implicados en la cadena de valor del producto, pues de lo contrario difícil será imposible obtener toda la información necesario e imprescindible para estructurar el nuevo pasaporte digital.

 

 

Fuente: revistabyte.es

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Noticias relacionadas