ORGANIZAR LA VIDA DIGITAL PARA REDUCIR EL ESTRÉS

En muchos casos la vida puede parecer abrumadora y en ciertos momentos desesperante, pero lo cierto es que no debemos sucumbir a todo ello, ya que vamos a tener herramientas, además de hábitos, que nos pueden hacer todo este trayecto más sencillo, reduciendo el estrés y el desorden que nos rodea.


Si te contamos que la vida no es precisamente sencilla, seguro que más de uno pensará que es algo tan evidente que no hace falta ni nombrarlo. Pero es que es totalmente cierto, ya que las cosas prácticamente nunca son sencillas y muchas veces parece que el tiempo de un día completo no llega para hacer todo lo que tenemos pendiente, puesto que por cada tarea que conseguimos, aparecen tres más.

A esto debemos sumarle el tema tecnológico, el cual debería ayudarnos a mejorar todo este desorden y estrés. A veces parece que se vuelve un arma de doble filo, porque se puede llegar a interponer en nuestro camino.


Algo que debería ser evidente es que la tecnología no es capaz de resolver los problemas por sí sola, aunque haya programas que nos pueden organizar la vida, pero dependen de como los hemos configurado nosotros mismos.


Todas estas herramientas tecnológicas nos van a permitir aprovecharlas y así conseguir una mejor integración en nuestra vida para facilitarnos muchos de los ámbitos de nuestra existencia. Todo lo que se puede construir con una tecnología, también lo podremos lograr sin ella, pero también es cierto que nuestro nivel de trabajo y disciplina deben de ser mucho mayores.


Mejorar nuestra vida


Lo primero que tenemos que hacer para poder optimizar nuestra vida es observar cuáles son nuestras necesidades, porque de esa manera sabremos a ciencia cierta qué es lo que necesitamos.


Se pueden dar distintos casos como el de que nos lleve mucho tiempo cosas que son relativamente cortas, que nos despistemos a menudo con citas sobre reuniones, que necesitemos acceder a la información que ya hemos leído de manera frecuente, que no paramos de recibir notificaciones de mensajes o emails durante todo el día o cosas parecidas.


Todo ello acarrea un estrés que, una vez que somos conscientes de cuál es nuestra situación, podemos pararnos y analizar detenidamente lo que necesitamos para mejorar todos estos aspectos.


Hay personas que pueden resolver todos estos problemas simplemente teniendo un smartphone y organizando toda su vida a través de él, pero otros necesitan un conjunto más complejo de programas y dispositivos, para poder gestionar todo su día a día.


Lo principal es no dejarse nunca abrumar, puesto que siempre hay una solución satisfactoria y muchas de las veces son mucho más simples de lo que imaginamos en un principio.


Tener buenos hábitos

 

Antes de echar una ojeada a los tipos de tecnología que nos pueden servir para optimizar nuestra vida, debemos seguir una serie de comportamientos saludables, ya que, aunque tengamos una herramienta que nos pueda servir para organizarnos, si nosotros no mostramos predisposición, de nada servirán los medios que tengamos.

Algunos de los consejos que pueden ayudarte son los siguientes:


Horarios y tareas: a medida que se nos van acumulando las tareas, podemos caer en la tesitura de que no hay tiempo suficiente a lo largo del día para todo y, por lo tanto, las dejamos de lado, Lo que deberíamos hacer es una lista que nos ayude a saber cuál de todas ellas es la que deberíamos hacer la primera y así sucesivamente. Una vez que todas ellas estén priorizadas, es importante ceñirse a esa organización e ir marcando aquellas que ya tengamos terminadas. Esto nos otorgará una sensación de logro, lo que fomentará la motivación para seguir adelante.


No evitar realizar una tarea: ya sabemos que muchas de las tareas que tenemos que hacer a lo largo de nuestras vidas pueden ser tediosas o desagradables. Por eso mismo muchos intentan encontrar alguna manera para no tener que hacerlas. Esto es algo que debemos evitar, sobre todo porque muchas veces no es tan malo como lo habíamos imaginado en un principio y porque, una vez que lo hayamos logrado, tendremos una sensación de alivio, mejorando sustancialmente nuestro ánimo.


El estrés: el estrés puede venir perfectamente de la propia acumulación de tareas, de dejar las más complicadas para el final o de simplemente el hecho de comenzar a realizarlas, algo con lo que mucha gente se llega a agobiar. Lo mejor es respirar de manera profunda y no verse agobiado por algo que aún no hemos comenzado. El ejercicio físico también nos puede ayudar a liberar estrés.


Fechas importantes: puedes crear una lista de cumpleaños, aniversarios u otro tipo de eventos para qué, una vez los tengamos en nuestro teléfono inteligente o en un software de calendario para el ordenador, nos lo vayan recordando y así podamos evitar cualquier tipo de malestar por no habernos acordado de una fecha señalada.


Nuestra tecnología


Una de las principales soluciones para poder eliminar el desorden de nuestra vida es la de optimizarla de la mejor manera posible. Un factor sumamente relevante para poder luchar contra ese desorden, en todas las formas y tamaños en las que se presente, es la tecnología, ya que nos podrá ayudar de una manera fundamental para resolver cualquier problemática.


Lo primero que debemos hacer es echar un vistazo a todos nuestros dispositivos, porque puede ocurrir que muchas características se dupliquen en varios de ellos, por lo que a lo mejor podremos desprendernos de alguno.


Puede ser que si un día nos vamos de viaje nos llevemos nuestro teléfono inteligente, nuestro ordenador portátil, una cámara digital, un reproductor de MP3, una videocámara, una calculadora o un navegador GPS.


Como has podido observar en este caso hay duplicidades en estos dispositivos, De hecho, alguno de ellos puede hacer prácticamente todas las funciones que hacen el resto. Te contamos esto porque lo mejor es que analicemos nuestros dispositivos y veamos precisamente si hay algún tipo de duplicidad, para quedarnos simplemente con aquellos que necesitemos.


Si hablamos de los programas que tenemos en el ordenador puede ocurrir más o menos lo mismo, ya que es más que posible que programas diferentes realicen funciones similares. Eso no es eficiente, puede causar confusión e incluso en ciertos momentos algo de frustración, por lo que lo mejor sería organizar todas las aplicaciones y paquetes de software según nuestras necesidades y sin duplicidades.

Básicamente, podemos englobar todo lo que hemos hablado en que lo mejor sería tener uno o dos dispositivos como mucho, los cuales nos permiten hacer todas las tareas que necesitamos en nuestro día a día, ya que de lo contrario lo que estamos haciendo es fomentar un desorden que es innecesario.


Lo mismo ocurre en el software, cuántos menos programas utilicemos mucho más ordenado tendremos todo lo referente a nuestras actividades diarias. Además, en este caso se suma un extra que nos puede ser de gran utilidad como solo los sistemas de almacenamiento en la nube, ya que los vamos a poder aprovechar para siempre tener a mano toda la información que necesitemos, dándonos igual el dispositivo que estemos empleando.


Lo que no debes olvidar es que tú eres el componente más importante de toda esta ecuación, por lo que eres tú quien debe de marcar la pauta a seguir, sirviéndote de tu software y dispositivos predilectos.


Fuente: Computerhoy.com

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Noticias relacionadas

Transformación Digital

CIBERSEGURIDAD EN TIEMPO REAL

Los beneficios de una ciberseguridad adaptativa se asocian a que es un proceso continuo y evoluciona en base a las amenazas; reduce el área de

Ver más »