Las corporaciones ya no se conforman con que sus empleados dominen la tecnología; ahora dan un paso más y demandan perfiles que añadan humanismo a la digitalización.


El nivel de facturación del sector TIC en Catalunya ha crecido un 31% en los últimos años y la demanda de profesionales especializados en el ámbito tecnológico y digital continúa al alza, según la “Guía del Mercado Laboral” elaborada por la empresa Hays, especializada en la selección de talento. Las empresas –especialmente las de mayor envergadura– ya no se conforman con que sus empleados dominen la tecnología; ahora dan un paso más y buscan profesionales que sumen los valores humanistas a los conocimientos digitales.


“Se necesitan perfiles más amplios, transversales, con una base sólida y unos fundamentos tecnológicos consolidados, pero que también tengan bien asentadas las soft skills (habilidades blandas)”, dice Ramon Pastor, vicepresidente de Hewlett-Packard (HP) y director general de HP 3D Metales. Entre las soft skills que considera necesario dominar, apunta el trabajo en equipo y la predisposición a vivir nuevos retos sin sufrir bloqueos. Pastor también valora especialmente aquellas personas con una base tecnológica que, a su vez, han cursado estudios humanísticos, creativos, artísticos… “En las empresas es necesaria cierta diversidad, y que los ingenieros e informáticos se sientan atraídos por otras disciplinas, porque permite resolver problemas de una manera diferente y tener la mente abierta”.


Del mismo parecer es Cristina Colom, directora de la Digital Future Society de Mobile World Capital Barcelona, una iniciativa que genera debate, comparte conocimiento y crea soluciones para los desafíos que presenta el avance digital. Según ella, el humanismo digital debe aplicarse a toda la sociedad. “Debemos poner la tecnología al servicio de la ciudadanía y de sus necesidades, y no a la inversa. La digitalización está aquí para quedarse, y debemos formarnos a lo largo de toda la vida en las innovaciones tecnológicas, pero sin obviar otras habilidades personales, como la comunicación, la empatía, el trabajo en red… Todo lo que nos conduce hacia un nuevo humanismo digital”.


Una base ética sólida


Albert Castellanos, secretario de Empresa i Competitivitat de la Generalitat, también considera que en un entorno de digitalización acelerada es importante una formación de base sólida en temas éticos, humanísticos y filosóficos que permitan interpretar una realidad siempre cambiante.


Sara Torre, responsable de Carreras Profesionales de la Universidad Europea, destaca que “las habilidades más demandadas por las compañías son las que repercuten positivamente en la productividad y las que suponen un aumento de la capacidad de reacción frente a un entorno potencialmente cambiante”. Entre estas últimas, Torre destaca la adaptabilidad a nuevos entornos y funciones y el trabajo en equipo, “fundamental para crear un buen ambiente laboral que repercuta positivamente en el salario emocional y en la productividad”.


Sara Torre asegura que la pandemia ha sido un revulsivo para el mercado laboral. “Si la tecnología ya era fundamental en muchos puestos de trabajo, su fusión con el entorno doméstico se hizo plena. Ha sido un paso lógico que las circunstancias aceleraron, pero que hoy nos permite aseverar sin dudar que los empleos más demandados en el mercado son los relacionados con la evolución tecnológica, sean perfiles de nueva creación u otros enfocados al mantenimiento y soporte”.

Por ello los perfiles STEAM son los más demandados en el mercado. La existencia de un desequilibrio entre oferta y demanda beneficia a todos los alumnos que se forman en estas disciplinas.


 Fuente: LaVanguardia.com

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Noticias relacionadas

Transformación Digital

CIBERSEGURIDAD EN TIEMPO REAL

Los beneficios de una ciberseguridad adaptativa se asocian a que es un proceso continuo y evoluciona en base a las amenazas; reduce el área de

Ver más »