NUEVOS DATA CENTERS POSICIONAN A CHILE COMO HUB DIGITAL DEL CONO SUR

Factores como el liderazgo en la implementación de tecnología 5G y la construcción acelerada de Data Centers por parte de los principales Cloud Service Providers globales en Chile han consolidado al país como Hub Digital en la región.

De hecho, de acuerdo con InvestChile, los proyectos registrados a nivel nacional para el desarrollo de Data Centers suman cerca de USD $3.000 millones, y la inversión en servicios de nube ha incrementado en doble dígito en los últimos dos años.

Otra característica que apalanca a Chile como Hub Digital es su capacidad de generación de energías renovables, debido a que en proyectos como los centros de datos la eficiencia y la sustentabilidad son factores que cada día se tienen más en cuenta a la hora de elegir los países con mayor potencial para su instalación. Se espera que esta tendencia se expanda por toda América Latina y crezca durante todo 2022 y 2023, impulsada por los proyectos de nodos de cloud de distintas multinacionales.

Además de los factores mencionados, las empresas que deseen implementar un centro de datos deberán seleccionar un proveedor de servicios que pueda ofrecer un know how global experto, pero con presencia local. Esto con el fin de ser capaces de entender las complejidades y normativas de cada país, y el objetivo pueda llevarse a cabo en el mejor lugar posible. Este es el punto clave para desarrollar un proyecto de este tipo en Latinoamérica.

“Las tecnologías propias de los Data Centers avanzan velozmente, lo que exige que la transferencia de información entre el equipo global y local al momento de desarrollarlos sea inmediata. Además, ambos equipos deben trabajar paralelamente para ofrecer la mejor solución al cliente acorde a las necesidades del mercado”, destaca Carolina Espinoza, Project Manager de Black & Veatch.

Asimismo, la ejecutiva señala que llevar a cabo proyectos de este tipo en la región tiene un desafío adicional, y es que cada país tiene legislaciones muy distintas. Esto exige que el proveedor deba ser flexible a la hora de adaptar cada proyecto porque, generalmente, la infraestructura viene prediseñada con “modelos estándar” por parte de las compañías, y será necesario modificarla -en lo mínimo necesario- para cumplir con los requisitos locales como conectividad y capacidad de suministro de agua, certificaciones lead, conectividad eléctrica (que debe ser cada vez más verde), entre otros aspectos.

“Respecto a la conectividad eléctrica, en Black & Veatch contamos con amplia experiencia en soluciones de energía renovable, lo que nos brinda el conocimiento suficiente para adaptar o crear Data Centers que sean capaces de abastecerse de fuentes energéticas verdes (tal y como lo exige hoy en día la industria). Esto, sumado a nuestra experiencia en agua y telecomunicaciones, sin duda aporta un gran beneficio para las compañías interesadas en desarrollar centros de datos en la región”, finaliza Espinoza.

Gracias al respaldo de 100 años de experiencia en infraestructura crítica, Black & Veatch destaca en la industria por ofrecer soluciones de diseño y acompañamiento en construcción que cubren todo el ciclo de vida del proyecto, desde la gestión del programa, la planificación, la selección del sitio y la debida diligencia, la arquitectura y la ingeniería, hasta el acompañamiento al cliente en el proceso de construcción.

Fuente: Diario Estrategia

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Noticias relacionadas