Los nómadas digitales están en auge. Poder desarrollar tu trabajo desde cualquier lugar ofrece muchas ventajas, pero ¿qué hace falta? ¿Cómo se puede emprender desde cualquier lugar? ¿Qué es lo más importante? Hoy en Territorio Pyme hablamos con Aleyda Solís, co-fundadora de Remoters.

Esta emprendedora ha creado una plataforma para ayudar a que un emprendedor pueda poner en marcha su negocio desde cualquier parte.

Quizás aún no todas por completo, por ejemplo, las de servicios que requieren ofrecerse de forma física, como una gasolinera, pero sí un gran porcentaje de las empresas pueden realizar al menos una parte de sus operaciones independientemente de la ubicación del equipo.

Durante la Pandemia se demostró que no solo las empresas que ofrecen totalmente sus servicios o productos únicamente online pueden aprovechar las ventajas del trabajo en remoto, existen siempre áreas como marketing, contabilidad, desarrollo Web, etc. que se pueden desarrollar desde cualquier sitio.

Lo fundamental es que al menos parte de la operativa de la empresa pueda llevarse a cabo online para que así pueda ser gestionada independientemente de su ubicación.

Por ejemplo, una agencia de marketing online o de diseño Web o desarrollo de software, pueden operar completamente online, ya que tanto la venta como la ejecución del servicio puede hacerse complemente de forma remota, así que este tipo de negocio es ideal para alguien que quiere trabajar como nómada digital.

Por otra parte, aunque parte del servicio de la empresa tenga un componente que requiera presencia física (para elaborar o proveer el producto, por ejemplo) y que necesite que cierta parte del tiempo el emprendedor necesite estar ahí, siempre se pueden mantener las áreas que sean factibles trabajando de forma remota y ser flexible con la ubicación del equipo.

Herramientas de productividad (email, editor de documentos, hojas de cálculo, presentaciones), de comunicación (videollamadas, chat), de gestión de proyectos online, de seguridad (antivirus, VPN) son indispensables para cualquier tipo de empresa, además de aquellas plataformas específicas que puedan utilizar cada empresa en dependencia del producto o servicio que ofrezca. Luego, también será clave la creación de una base de operaciones: una página web propia. Por ejemplo, GoDaddy, dispone de un gran abanico de opciones creativas y uno de los puntos más importantes, certificados SSL para mantener a salvo los datos de proveedores y clientes.

Con la popularidad del teletrabajo y contratación en remoto a nivel internacional también ha surgido toda una generación de plataformas como Deel, Boundless, Panther o Remote, que permiten contratar legalmente a equipos, realizar pagos, pagar impuestos, etc.

Lo indispensable es realmente tener una cuenta bancaria, ya que con ella puedes recibir directamente transferencias internacionales para pagos de servicios de forma poco frecuente o si son muy frecuentes usar plataformas que faciliten la transacción y la hagan más barata como Wise o incluso, plataformas de pago electrónico como Stripe que son muy fáciles de integrar a cualquier sitio Web.

Si vendes productos online también, todas las plataformas de comercio electrónico prácticamente ofrecen integraciones con pasarelas de pago que te permitirán recibir pago con tarjeta de crédito.

Lo importante no es tener un espacio físico sino acceso a una muy buena conexión a internet, ordenador portátil y usar herramientas que permitan gestionar las distintas áreas del negocio con todas las garantías de seguridad. De esta forma puedes conectarte desde tu casa, un hotel, un Airbnb, desde un café, un coworking o un parque, desde tu propio país o en cualquier parte del mundo, y trabajar desde ahí donde estés.

Si por el tipo de trabajo vas a tener videollamadas frecuentes con el equipo y con clientes entonces la calidad de la conexión a internet tiene que ser excelente y para ello si vas a viajar es fundamental contar con un buen servicio de datos móviles, para que puedas usarlo como punto de acceso. También para las llamadas es recomendable usar auriculares con cancelación de ruido.

Lo importante es una muy buena coordinación y comunicación online con el equipo y clientes e idealmente, trabajar de forma asíncrona.

Idealmente, deberían de existir al menos algunas horas de solape entre equipos y clientes para que sea factible comunicarse en tiempo real de hacer falta, pero el trabajo asíncrono hace que no sea necesario estar todos trabajando conectados al mismo tiempo siempre para poderse comunicar, en su lugar, se utilizan herramientas de gestión de comunicación y proyectos para comunicarse ya sea vía texto o vídeos pregrabados cuando no se pueda o no haga falta realizar video-llamadas en tiempo real.

Para que esto sea efectivo es necesario tener protocolos claros de documentación y comunicación dentro de la empresa, qué herramienta y medio se tiene que usar en qué situación, qué es urgente y requiere una videollamada y qué no, para que la coordinación de los equipos sea fluida y no se “pierda” información por no estar físicamente en el mismo sitio trabajando a la misma hora.

Fuente: cincodias.elpais.com

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Noticias relacionadas

Transformación Digital

CIBERSEGURIDAD EN TIEMPO REAL

Los beneficios de una ciberseguridad adaptativa se asocian a que es un proceso continuo y evoluciona en base a las amenazas; reduce el área de

Ver más »